CREANDO DESDE EL SER

PERSONAL STATEMENT


La pasión por crear y recrear espacios parece estar implícita en mí ser. Desde que era una niña, tuve el interés de replicar los escenarios que veía en la TV, las casas y lugares que frecuentaba; esas construcciones las hacia de 2 maneras: Una era con Extralandia “American Bricks” y la otra era con muebles a escala que tenia para mis muñecas, creando espacios virtuales, en donde imaginaba como se conformaban los ambientes y por donde se circulaba entre ellos.


Cuando inicie con mis estudios de arquitectura, el Decano de la Facultad era el Maestro Dicken Castro (1.922 – 2.016), quien fue uno de los grandes arquitectos de Colombia y precursor del diseño grafico en el país.


Tuve la gran oportunidad de conocerlo, apreciar sus criterios y ser guiada con sus consejos para continuar con el autodescubrimiento a través del arte del diseño. Para ese entonces, la orientación que tenían las catedras de la facultad eran de carácter artístico y humanista, en donde la arquitectura se involucraba con las artes plásticas adentrándose en la historia del arte y la arquitectura; ya que el conocimiento es la gran base para el surgimiento de nuevas propuestas de calidad: Estas influencias y enseñanzas, fueron las que se convirtieron en los principios de mi desarrollo como profesional.



Me encanta descubrir espacios y sentir lo que irradian, me gusta estar en lugares llenos de riqueza sensorial y vibrar en ellos: Sentir la luz bañando el espacio, observar los colores y matices, escuchar los sonidos del lugar, ver la gente que transita en ellos; son algunos de los ingredientes que definen el carácter de cada lugar, y para poder disfrutar de estas experiencias, tomo fotografías de las cosas que llaman mi atención logrando capturar momentos específicos que no podría fijar si tan solo llevara un cuaderno de bocetos.


Disfruto conocer lugares históricos o con un concepto de diseño definido y una intención clara. Es estimulante pensar en los sucesos que han ocurrido en ciertos lugares y saber que justo en ese momento uno hace parte de esos espacios; eso me hace sentir especial y agradecida por estar justo ahí. Lo que hace de estos lugares algo especial es que son construcciones que tuvieron el objetivo de transmitir el espíritu del arquitecto, marcado por una corriente artística o humanista dejando sentada una posición libre en expresión y opuesta a los convencionalismos en determinado momento. Estos son los espacios o lugares que logran trascender en el tiempo y ser reconocidos por su diseño e ingeniería.


Trabajando para Rodrigo Samper & Cía., tuve la oportunidad de gerenciar el proyecto de diseño y adecuación en el Antiguo Edificio Jockey Club en Bogotá, Colombia (Declarado Monumento Nacional en el año de 1984); para trasladar a dichas instalaciones la facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario. Durante el desarrollo de este proyecto, descubrí un gran interés y fascinación por recuperar el patrimonio arquitectónico, interviniéndolo simultáneamente para adaptar sus espacios existentes a los nuevos usos que tendrían. Fue un gran reto ejecutar este proyecto exitosamente dada la complejidad de la intervención que se realizo; el edificio se encontraba en un estado deteriorado y se debió tecnificar la construcción para adaptarla a las necesidades del cliente respetando la arquitectura existente y rescatando simultáneamente toda su belleza y esplendor a través de la selección cuidadosa de diseños, texturas, colores, iluminación y mobiliario.


Los trabajos y viajes que he realizado me han ayudado a identificar la atracción y el gusto que tengo hacia lo diferencial, lo único; especialmente en lo que se refiere a la arquitectura, y la causa de este interés es la que despierta mi curiosidad permitiéndome experimentar diseños diferentes.


 

Proyecto: Facultad Jurisprudencia Universidad del Rosario /// Diseño & Construcción: Rodrigo Samper & Cía.

Dirección de Diseño & Gerencia de Proyecto: Alexandra Rozo /// Área: 2.500 M2 /// Año: 2015

 


Por estas razones, entre otras tantas, lo que persigo con mi trabajo es lograr que cualquier persona, de cualquier lugar o condición socio cultural, pueda experimentar la magia de los espacios que tiene cerca; en donde la arquitectura no se limita a la contemplación, sino por el contrario, va a invitar a explorar con los sentidos logrando un efecto de vida y dinamismo en donde el resultado será apropiarse del lugar.



Porque la diversidad abre nuevas posibilidades y enriquece al hombre.




Autor: Alexandra Rozo Ramírez

Texto para Fulbright - MinCultura para Artistas 2017

Edición para Bitácora ar.ai 2022